La Gerencia Regional de Salud (Sacyl) anunció este viernes el cese del jefe del servicio de traumatología del Hospital del Bierzo, Fernando Juanes, a causa de su «inadecuada organización y gestión del servicio».

El Bocyl recoge la resolución de Sacyl en la que los responsables de la Consejería de Sanidad consideraron que la gestión de Juanes «ha incidido de forma negativa y ha determinado el no cumplimiento de los objetivos establecidos para el servicio».

En ese sentido, la propuesta de cese de Juanes está acompañada de «informes objetivos que ponen de manifiesto dicha situación».

En concreto, los responsables sanitarios citan el informe realizado por el Equipo Territorial de Inspección de Sacyl con ocasión de la auditoría realizada entre el 5 de julio y el 4 de agosto, después de que el gerente regional, Rafael López, anunciase que se monitorizarían los servicios de oftalmología y traumatología en el centro de salud de referencia en la comarca.

El nombramiento de Juanes como jefe de traumatología se produjo en el 2010 a través del sistema de libre designación. En la resolución que dicta su cese, la Consejería de Sanidad recuerda que «el estatuto jurídico del personal estatutario del Servicio de Salud de Castilla y León dispone que el personal que haya accedido al puesto de trabajo por el procedimiento de libre designación podrá ser removido del mismo motivadamente, en cualquier momento».

 


 

 

 

Sin pelos en la lengua y con datos en la mano. El ya ex jefe del servicio de Traumatología del Hospital del Bierzo, Fernando Juanes, respondió ayer a la decisión del Sacyl de cesarle de su cargo por —según recoge la resolución de remoción— «inadecuada organización y gestión». Además de desmentir tajantemente ese argumento y defender la labor realizada por los trece profesionales del servicio pese a «la falta de medios», Juanes aseguró que el cese responde más bien a su decisión de no someterse a los dictámenes del actual gerente del centro, José Antonio Visedo, que ha pretendido —denunció— «que no apuntemos a la gente en las listas de espera». Ha habido —dijo— «una coacción hacia el servicio de Traumatología» para conseguir este fin. Además, en la entrevista con Diario de León, el especialista desmontó los datos del Sacyl con documentos oficiales que reflejan que la lista de espera real de Trauma es de 2.593 pacientes y no de 1.517, como figura en los informes publicados por Sanidad.

«Yo ya esperaba el cese porque no he transigido en las cosas que se me han pedido y ya me habían amenazado con él. A mí se me ha pedido que coarte la libertad de prescripción de los traumatólogos diciendo, por ejemplo, que para que la lista de espera decrezca hay que incluir menos pacientes. Es decir, para que todo el mundo lo entienda, un paciente va a consulta con un menisco roto y lo que nos están pidiendo es que no le apuntemos, que le demos un antiinflamatorio y que vaya tirando como pueda, y eso es lo que yo no he admitido», aseguró Juanes.

Con respecto a las cifras de la lista de espera, el traumatólogo fue igual de claro. «Las cifras que dan son falsas, las reales son las que yo le digo. A fecha de septiembre, la lista de espera era de 2.593 pacientes. ¿Quiere saber cuántos llevan más de 165 días? 1.931. ¿Quiere saber cuál es la demora media? 487. ¿Y la espera media? 511 días», respondió Juanes a la pregunta de quien escribe. Números que no cuadran para nada con los del Sacyl, que en su portal web publica que la espera media en septiembre era de 243 días. Además —añadió— «no es que haya pacientes que llevan dos años esperando una intervención, es que los hay que llevan cuatro».

Qué pretende demostrar el ex jefe del servicio de Trauma con esto; que el problema es más grave del que reconoce el Sacyl pero que la culpa no es de una mala gestión, sino de falta de recursos para atender una cartera de servicios que es mucho más amplia que la de hospitales de iguales dimensiones, como los de Zamora o Palencia. Hacen falta —asegura— al menos tres traumatólogos más, es decir, 16 y un tercer quirófano con el correspondiente personal y aparataje. Aún con ello, Fernando Juanes insiste en que la labor del equipo de Traumatología no ha podido ser más óptima y que pese a la falta de externalizaciones y autoconciertos «hemos hecho que la lista de espera no crezca».

«En 2010 se externalizaban 615 cirugías; en el año 2011, 530; en 2012, 205; en 2013, 479; y desde el 2014 hasta la segunda mitad de este año, prácticamente no se ha externalizado nada. Hemos aumentado un 25% nuestra actividad quirúrgica desde 2012; tenemos la actividad quirúrgica más alta por quirófano de toda Castilla y León. Con esto, decir que me cesan a mí porque hay un problema de organización, porque no se cumplen los objetivos, cuando se está trabajando la mayor parte de los días más allá de nuestra jornada laboral, es insultar a los profesionales del servicio».

«Aquí las inversiones han sido prácticamente nulas; nos quitaron traumatólogos, nos quitan las autoconcertaciones. Nosotros no podemos hacer más de lo que estamos haciendo. Pongan a quien pongan, va a tener las mismas armas que yo he tenido y si no hay armas, si no hay más inversión, no hay posibilidad de hacer más cosas», defendió el que durante seis años ha sido jefe del servicio de Traumatología, asegurando que ya le expuso al gerente esta problemática en la primera reunión que mantuvo con él.

Para demostrar que las listas reales se mueven más o menos en los mismo parámetros desde hace años y que el problema del servio es estructural, Juanes ofreció más cifras. «En septiembre de 2016 teníamos 2.593 pacientes en lista de espera, pero es que en diciembre de 2015 teníamos 2.798 y en 2014, 2.563. Es decir, esto no es de ayer. Aquí se invertía muy poco en derivación y en autoconcertación y hemos ido acumulando pacientes según ha ido creciendo la cartera de servicios. Cuando yo llegué al hospital, la lista de espera era de una semana, lo que se tardaba en hacer el preoperatorio», afirmó.

Fernando Juanes también valoró el reto que se ha puesto la gerencia de reducir a la mitad la lista a final de 2017. Volvió a incidir en que con los recursos existentes es imposible salvo que no se incluya a nuevos pacientes en lista. «Nosotros operamos a más de 2.000 pacientes al año. Si durante un año no nos permiten poner en la lista de espera a ningún paciente, la dejamos en 500; pero claro, el problema está en qué hacemos con los pacientes que van a consulta y requieren una intervención», se preguntó. Lo que no es lógico —añadió— es que tengas una sanidad del primer mundo y se le ofrezca a la población unas posibilidades de tratamiento para después decirle que no se opere.

Además de incrementar la plantilla, abrir un tercer quirófano y ofrecer condiciones laborales óptimas para que haya especialistas que quieran venirse al Bierzo, Juanes asegura que operar de tarde ayudaría a aligerar la carga de Trauma. «¿Por qué en Galicia se está haciendo inversión en las listas de espera y los hospitales trabajan por la tarde, pagando a los médicos y a las enfermeras y a los celadores?¿Por qué en Galicia se hace y aquí no? Eso tendrán que responderlo los políticos.

Una cartera de primera

«El servicio de Traumatología ha invertido mucho esfuerzo en formación. Se ha formado una unidad de columna que hace una cirugía que no hacen los hospitales de nuestras categoría de Castilla y León. El formar médicos en una unidad de este tipo, el hacer cirugía en cadáver, es algo que requiere mucho tiempo, esfuerzo y cursos; y cuando tenemos esto montado, se dice que, como hay mucha lista de espera, hay que desmontar la unidad. No, lo que hay que hacer es contratar más traumatólogos y abrir más quirófanos. Lo que pasa es que en nuestra especialidad, si a un paciente no le pones una prótesis no podrá caminar, pero no se muere», ironizó. «Nuestra cartera es muy amplia y cuanto más patología abarca, más enfermos apunta».

 

 

 

 


 

El equipo de Traumatología del Hospital del Bierzo salió ayer en bloque en defensa del que hasta ahora ha sido su jefe de servicio. No comparte ni el fondo de las formas con los que se han hecho las cosas y defienden sin fisuras al doctor Fernando Juanes, resaltando su valía profesional y el trabajo que, durante años, ha hecho en el centro asistencial berciano. Aseguran, además, que todos los problemas que se producen en el servicio se deben a la «escasa dotación de medios» y considera que el cese de Juanes «no beneficia en nada al correcto funcionamiento del servicio y podría repercutir negativamente en la asistencia a nuestros pacientes».

En un comunicado remitido a la prensa a última hora de ayer, el equipo de Traumatología defiende que «los argumentos expuestos en la resolución publicada en el Bocyl no se ajustan a la realidad». «La capacidad profesional, organizativa y de gestión, al igual que las cualidades personales del doctor Juanes están fuera de toda duda. Así lo demuestra su intachable trayectoria profesional desarrollada en nuestro centro hospitalario desde hace más de 30 años, en colaboración con los diferentes equipos directivos que han gestionado el centro», defendieron.

Así mismo, los miembros del equipo de Juanes aseguraron que «su dedicación y esfuerzo han conseguido dotar el servicio de Traumatología de una atención especializada a la altura de los mejores hospitales, no sólo de la comunidad, sino de todo el país» y subrayaron las «múltiples y novedosas técnicas quirúrgicas» introducidas desde su llegada, que «han permitido a los bercianos y lacianiegos ser pacientes de primera división, evitando su traslado a centros de otras provincias teóricamente mejor dotados, que sí lo estarán en medios materiales pero no en calidad profesional».

Denuncian los traumatólogos que «con los recursos humanos y materiales disponibles en nuestro área de salud, los objetivos establecidos por la Administración son inalcanzables para nuestro servicio». Circunstancia —aseguraron— «expuesta en múltiples ocasiones por el doctor Juanes sin obtener una adecuada respuesta ni actuación que permitiera su resolución».

 


 

 

 

 

El propio consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha sido el encargado de argumentar el cese del que hasta hace unos días era el jefe del servicio de Traumatología del Hospital del Bierzo, Fernando Juanes. Garantiza que la decisión se ha tomado con datos en la mano y que éstos indican que el servicio no se estaba gestionando correctamente y que no había voluntad de cambiar el rumbo. En una entrevista con Diario de León, Saéz Aguado aportó cifras significativas y explicó también el porqué del desfase existente entre los datos de lista de espera publicados por el Sacyl y los aportados por el doctor Juanes. La principal causa —dijo— es que muchos pacientes que son incluidos en la lista, salen después de la misma por prescripción médica y dejan de contabilizar; es decir, «desde un punto de vista clínico se indica que, en un momento concreto, el paciente no puede ser intervenido para evitar complicaciones o por otras razones y sale de la lista para volver a entrar cuando así lo indique el especialista», especificó el consejero.

Antonio María Saéz Aguado aseguró que con la decisión de cesar a Juanes como jefe de servicio no se está cuestionando su capacidad clínica, o sea, su valía como médico; sino la capacidad para gestionar bien. Y ello lo demuestran —añadió— «datos objetivos» como que la demora media de Traumatología es de 243 días, frente a los 144 de todos los demás hospitales del Sacyl; que haya 352 pacientes esperando más de un año para ser intervenidos, cuando en el resto de centros asistenciales de su grupo o categoría no hay ni una sola persona que espere tanto tiempo; que la indicación de prótesis de cadera en el Hospital del Bierzo sea un 43% superior a la media del Sacyl —se indica a 9,05 de cada 10.000 habitantes, frente a los 5,65 de otros hospitales de su mismo grupo— o que del total de pacientes que se ven en consulta se le indique intervención al 10%, mientras que la media del Sacyl está en el 6%.

«Significativa» es también —prosiguió el consejero de Sanidad—la indicación de prótesis de cadera y rodilla en menores de 60 años. Mientras que, según la media regional, de cada 10.000 habitantes se le indica este tipo de intervenciones a 4,5; en el Bierzo ese número sube hasta los 10,7; prácticamente el doble. Por contra, mientras que la media del Sacyl respecto a la cirugía mayor ambulatoria es del 53%, en el Bierzo se queda en el 37%. Además, «es el hospital donde el coste medio por prótesis es más elevado».

Según el máximo responsable de la Sanidad en Castilla y León, uno de los problemas es que el servicio de Traumatología berciano carece de protocolo para la indicación de prótesis de cadera y rodilla como sí tienen el resto de centros. «No hay un criterio del servicio de en qué casos a un paciente se le indica una prótesis y en cuáles no; al final depende del criterio del traumatólogo», dijo, negando en todo momento que detrás de estas cifras negativas de lista de espera haya falta de recursos.

«La plantilla del servicio es de trece traumatólogos, es decir, 9,5 por cada 100.000 habitantes. La media del resto de hospitales de su grupo es de 9,2 por cada 100.000 habitantes y la media de todos los hospitales del Sacyl es de 9,4; por lo tanto, está por encima en volumen de personal y aún así los resultados son peores», argumentó Sáez Aguado; a quien tampoco le sirve la explicación de que la cartera de servicios es mayor que la de hospitales como los de Zamora o Palencia. «La cartera de servicios sólo tiene una peculiaridad que son algunas cirugías de columna, pero salvo eso, los requerimientos son similares a otros», dijo

«Hemos encontrado situaciones e indicadores que tienen que ver con la gestión del servicio que no son los razonables. Si en otros hospitales son capaces de hacer las cosas de otra manera con menos recursos es porque probablemente haya un problema de organización. Entendemos que el servicio no está funcionando bien y mientras que en otras áreas del mismo hospital hemos encontrado propuestas razonables y la situación está mejorando, en el caso de Traumatología sólo nos dicen que faltan traumatólogos. No obstante, los números hablan por sí solos, por eso me gustaría separar el ruido de los datos», apuntó el consejero de Sanidad.

Sáez Aguado negó que se esté imponiendo a los médicos que no indiquen intervenciones. «Lo que les decimos es que se establezcan protocolos de actuación con cuáles son los indicadores para una determinada intervención», defendió, insistiendo en que es lo que se hace en el resto de hospitales y que los estándares no vienen marcados por la Administración, sino por las sociedades científicas.

El consejero de Sanidad no cuestiona que el servicio de Trauma haya incrementado un 25% la actividad, pero «no siempre se hacen mejor las cosas porque la actividad se mayor; lo que hay que hacer es lo más recomendable en cada momento», dijo.

ACTUALIDAD

Aumenta la donación
de órganos

+info

La vacuna anual de
la gripe protege de
otras cepas

+info

Detienen a los
padres de Nadia

Pedían dinero para
curar a su hija enferma
+info

Los arqueros del
Hospital

+info

Suben los donantes en
España

+info

Nada que ver
con House

+info

INFORMACIÓN AL CIUDADANO

Los últimos con
hepatitis C

+info

La campaña de
vacunación contra la
gripe comienza el 7
de Noviembre

+info

El reto para lograr un
transplante infántil

+info

Un giro para
evitar cesáreas

+info

Ремонт ноутбука своими руками. Быстрый и гарантийный ремонт ноутбуков. Срочный ремонт ноутбуков. Ремонт компьютеров на дому. Быстрый ремонт компьютеров своими руками. Настройка и ремонт компьютеров. Java уроки для начинающих. Лучшие java уроки. Учим язык Java с нуля. Обзор смартфонов samsung. Качественный обзор смартфонов samsung galaxy. Обзор смартфона samsung galaxy s4. Фото картинки приколы. Самые новые картинки приколы. Лучшие приколы картинки. Скачать аддоны для wow. Самые новые аддоны для wow скачать. Скачать аддоны для wow быстро и без реги. Видео уроки python. Лучшие python уроки. Учим язык python с нуля. Скачать шаблоны для Joomla. Самые новые joomla шаблоны. Бесплатные шаблоны для Joomla.